El guiño de la Nochevieja

Uvas de Nochevieja

Las doce uvas de la suerte

La Nochevieja corresponde a la noche del 31 de diciembre, o sea a la San Silvestre.

En Nochevieja existe en España una tradición que consiste en comerse doce uvas al compás de las doce campanadas de medianoche, en el paso entre el 31 de diciembre y el 1ro de enero del año siguiente. Dicen que las doce uvas simbolizan los doce meses del año, y también las doce campanadas que marcan el fin de año.

La costumbre de tomar doce uvas en Nochevieja se practica hoy en día no sólo en España, sino también en algunos paises de América Latina. Pero el lugar donde la tradición quizás sea mayor es en Madrid, donde miles de personas suelen venir a esperar las doce campanadas del famoso reloj de la Casa de Correos de la Puerta del Sol. En 1962 hubo una primera retransmisión en la radio de las campanadas de la Puerta del Sol, y a continuación las retransmisiones siguieron en la tele hasta hoy en día.

puerta-del-sol-prenochevieja.jpg

El origen de esta costumbre se encontró ya por escrito a finales del siglo XIX.  Dicen que entonces sólo se practicaba entre la burguesía ( y que fue importada de paises vecinos como Francia), pero que después se fue popularizando y extendiendo en el resto de la península, hasta las Islas Canarias.

Otra teoría sitúa el origen de esta tradición en los cultivadores de vid de la provincia de Alicante, quienes a principios del siglo XX hubiesen repartido el excedente de una gran cosecha e impulsado así esta tradición de la uvas de la suerte.

Las dos versiones se pueden compaginar, ya que cabe recordar que en aquella época tener aún uva fresca en el fin de año era algo raro.

En fin,  lo cierto es que este guiño es para mí una buena ocasión para desearles un feliz año nuevo:

Doce uvas, doce meses, un corazón alegre y unos ojos soñadores…

¡Feliz Año Nuevo 2017!

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *